¿Cómo surgieron los productos de cosmética, higiene y limpieza de la RAC?

Imágenes del video de Annie Leonard "The Story of Cosmetics"
Imágenes del video de Annie Leonard “The Story of Cosmetics”

En el próximo número de Rizoma (número 3), dos compañeras de la RAC nos explicarán cómo surgió su inquietud por hacer su propios productos de cosmética, higiene y limpieza. Todo empezó por el rechazo hacia la experimentación sobre animales y, mientras profundizaban en el tema, descubrían que muchos de los ingredientes son nocivos para nuestra salud, sin olvidar los efectos sobre el medio ambiente…  Hace ya casi un año nos enviaron esta información con la que empezaron a trabajar como base para elaborar los productos … No dejéis de leerla!!!

Ilustración de Alberto Mateu Jiménez para el Colectivo 3.65
Ilustración de Alberto Mateu Jiménez para el Colectivo 3.65

¿Por qué es más saludable una crema casera que una comprada?

 Los ingredientes que utilizamos para las cremas caseras vienen de las plantas y contienen fitonutrientes y antioxidantes que ayudan a nutrir la piel, el órgano más grande de nuestro cuerpo, de fuera hacia dentro. Al no contener sustancias químicas, estas cremas son también buenas para el organismo y el medio ambiente.

 ¿Cuáles son algunos de los beneficios que la naturaleza ofrece a la piel?

Las plantas nos ofrecen acción antimicrobiana, antioxidantes, y  sustancias y nutrientes con propiedades conservantes, curativas o  calmantes, que ayudan a minimizar las arrugas. Ingredientes como la manzanilla, la lavanda, el té verde o la granada, que hoy se ven validados por la ciencia moderna, han demostrado durante miles de años su eficacia en el cuidado de la piel.

 Las cremas, caseras o no, ¿hasta dónde penetran en la piel?

La piel absorbe hasta el 60 % de lo que le aplicamos. Entonces, ¿por qué no cuidarla con nuestros propios productos, sin química y ricos en ingredientes que benefician la piel y no dañan el cuerpo? Nuestra piel es permeable y responde no solamente a lo que le aplicamos sino también a las emociones y al medio ambiente. Es hora de qué nos preguntemos qué contienen nuestros champús, cremas, jabones o maquillajes y cuáles son los efectos que los químicos y los conservantes sintéticos tienen en el cuerpo. Lo que no se puede comer tampoco se debe aplicar en la piel.

¿Cuáles son algunas de las ventajas de las cremas hechas en casa?

Las cremas caseras son sencillas en cuanto a sus fórmulas y contienen pocos ingredientes. Aceites de plantas, aceites esenciales, cera de abeja, agua destilada o vitamina E. Cada uno de los ingredientes tiene un propósito y todos son buenos para la piel. Otra ventaja es que puedes sustituir una sustancia que te produce alergia por otra con propiedades similares pero sin sus efectos adversos. Las cremas que tú misma preparas te dejan controlar la calidad de los ingredientes y seleccionar sus propiedades en función de tu tipo de piel y sus problemas específicos. Además, tienes la seguridad de que estás alimentando tu piel con sustancias vivas, no con química muerta. Otra diferencia importante es el costo: cuando preparamos nuestras cremas podemos acceder a los mejores aceites, plantas y aceites esenciales, aunque sean más caros, porque por lo que pagas una crema en el mercado puedes fabricar cinco veces más de una casera.

¿Y qué desventajas?

Las cremas caseras no duran tanto como las comerciales porque carecen de conservantes sintéticos. La vitamina E y los aceites esenciales actúan como conservantes naturales, pero no por más de cuatro o seis meses. Pasado este tiempo las cremas pueden formar moho y los aceites, ponerse rancios. Pero para esto, también la naturaleza nos da algunas soluciones; por ejemplo el extracto del árbol del benjuí, además de sus propiedades beneficiosas para la piel, es un estupendo conservante, que puede alargar la vida de nuestros productos en 1 o 2 años.

Los resultados que se obtienen con las cremas caseras, ¿tardan más en hacerse notar que los de un producto comercial?

Las cremas naturales tardan más tiempo que los químicos en afectar la piel, pero con aplicaciones constantes  -dos veces al día, todos los días-, los resultados pueden notarse en una semana. Si se trata de un exfoliante casero, en cambio, los resultados serán inmediatos.

¿Cuál es el principal secreto de una buena crema casera?

Que sus ingredientes sean de máxima calidad y que sean aptos para nuestro tipo de piel. La madre naturaleza cuenta con ingredientes que son muy beneficiosos y bajos en toxicidad cuando se los sabe elegir.

¿Y qué debemos tener en cuenta a la hora de escoger los mejores ingredientes?

Además de que sean de gran calidad y máxima frescura hay que tratar de que procedan de granjas locales. Mejor si son orgánicos y aun mejor si puedes cultivar tus propias hierbas.

Piensa en los ingredientes como la comida de tu piel. Deben ser frescos y comprados a un productor o tienda de confianza.

¿Qué precauciones deberíamos tomar cuando utilizamos una crema por primera vez?

Evitar los  ingredientes a los que se tenga alergia. Ciertos aceites esenciales tienden a ser irritantes. Si hay dudas, recomiendo probar la crema en el antebrazo antes de esparcirla por la cara o el cuerpo.

Las alergias pueden ocurrir tanto con productos naturales como sintéticos, pero en general los naturales tienden a ser menos reactivos en la piel.

¿Qué materiales y utensilios hay que utilizar o evitar en la preparación?

Acero inoxidable, cristal, cerámica, madera y bambú, y para mezclar, también plástico. Hay que evitar el aluminio porque puede reaccionar con los ingredientes de mayor acidez, decolorar el producto final e incluso filtrarse en el producto.

¿Cómo se conservan mejor?

En el congelador las texturas pueden alterarse. En el frigorífico también, pero menos. Los productos caseros con ingredientes secos, como ciertos exfoliantes, pueden guardarse a temperatura ambiente.

¿Y cómo envasarlas?

Depende del producto. Las cremas y los aceites faciales y corporales se conservan mejor en envases de cristal oscuro. Las hierbas secas pueden guardarse en latas de metal o bolsas de plástico.

Un último consejo

Las cremas naturales por sí solas no garantizarán una piel irreprochable. Hay que ayudarles con una dieta rica en alimentos integrales y un estilo de vida saludable, evitando el sol y haciendo ejercicio. Todo esto se reflejará en la salud y belleza de la piel.

Fuentes:
Trinity Ava , herborista y experta en aromaterapia y profesora en la California School of Herbal Studies
Stephanie Tourles,  licenciada en estética holística, herborista, aromaterapeuta  y autora de varios libros, entre ellos,  Organic Body Care Recipes (Recetas orgánicas para el cuidado del cuerpo).

INGREDIENTES TÓXICOS HABITUALES EN LOS PRODUCTOS DE BELLEZA

Cuando nos aseamos y nos aplicamos cremas suavizantes para cuidar nuestra piel, puede que precisamente estemos haciendo lo contrario. Numerosos productos de tocador contienen sustancias que pueden hacernos más daño que bien. Hacemos un repaso de ellas.

1. Las fragancias sintéticas a menudo contienen ftalatos (phthalates), unos productos químicos comúnmente usados para estabilizar aromas y hacer más flexible el plástico. Son perturbadores endocrinos que imitan a las hormonas y pueden alterar el desarrollo genital. Conviene evitar los productos que incluyen fragancias en la lista de ingredientes, salvo que sean derivadas de aceites esenciales, o buscar una etiqueta libre de ftalatos.

2. Parabenos, la sustancia ubicua en el cuidado de la piel, está en todos los productos convencionales porque ayuda a preservar otros ingredientes y a alargar la vida útil del producto. Sin embargo, estos químicos antimicrobianos también provocan trastornos hormonales. Recientemente han sido prohibidos en muchos países de la Unión Europea por la sospecha de que producen cáncer, pero en España aún se utilizan.

3. Ureas, conocidas formalmente como diazolidinil ure; la urea imidazolidinil, hidantoína DMDM o hidroximetil-glicinato de sodio, son los conservantes que tienen el potencial de liberar formaldehído en cantidades muy pequeñas, y son una causa primaria de la dermatitis de contacto.

4. 1,4-dioxano, un químico cancerígeno, se crea cuando los ingredientes se procesan con el óxido de etileno que es un derivado del petróleo. Entre los compuestos más comunes están el lauril sulfato de sodio y el glicol de polietileno (a menudo aparece como PEG). Para evitarlo, hay que desechar aquellos productos con los siguientes ingredientes: MYRETH, oleth, laureth, Ceteareth (o cualquier otro-ETH), PEG, polietileno, glicol de polietileno, polioxietileno, u oxynol.

5. Productos petroquímicos derivados del petróleo. Ingredientes a base de petróleo como la vaselina, aceite mineral y parafina (derivadas de fuentes no renovables) forman una barrera cuando se aplica sobre la piel que no le permite respirar y puede obstruir los poros.

6. MEA / DEA / TEA son “aminas” (compuestos de amoníaco) y pueden formar nitrosaminas perjudiciales cuando entran en contacto con nitratos. Se utilizan como agentes espumantes, estabilizadores de síntesis y para ajustar el pH de los cosméticos. Pueden causar reacciones alérgicas, irritación de los ojos y sequedad de la piel y el cabello.

7. Los sulfatos como laurilsulfato de sodio son detergentes fuertes que proporcionan consistencia a los productos de limpieza, jabones y champús. A menudo derivados del petróleo, los sulfatos también pueden proceder del coco y otros aceites vegetales que podrían estar contaminados con pesticidas. Los sulfatos pueden causar irritación de los ojos y erupciones de la piel.

8. Protectores solares químicos, tales como la oxibenzona y el octilmetoxicinamato, se ha demostrado que alteran la actividad endocrina. El dióxido de titanio y el óxido de zinc son alternativas más seguras.

9. Quats, como el cloruro de benzalconio, cloruro de steardimonium, el bromuro de cetrimonio, y cloruro de cetrimonio, dan una carga positiva a los acondicionadores para evitar la estática. Son necesarios para que los acondicionadores hagan su papel, pero sólo deberíamos permitir los quats más suaves en nuestra belleza: hydroxypropyltrimonium cloruro de guar, oligosacáridos hydroxypropyltrimonium, y SugaQuats.

10. Compuestos antibacterianos, tales como triclosan y chlorphenesin, no se descomponen en el medio ambiente y pueden contribuir a la resistencia bacteriana.

11. Los polímeros sintéticos, como el poliacrilato de sodio y carbómero, provienen de petróleo y dan viscosidad a los productos de cuidado de la piel. Son muy elaborados y su fabricación genera subproductos tóxicos.

12. Los colores sintéticos están hechos de alquitrán de hulla. Contienen sales de metales pesados que pueden depositar toxinas en la piel, generar sensibilidad e irritación cutánea. Los estudios en animales han demostrado que la casi totalidad de ellos son cancerígenos. Aparecen etiquetados como FD&C o D&C, seguidos por un color y un número.

13. Quelantes, como EDTA disódico y tetradisodium EDTA, se utilizan en productos de cuidado personal para eliminar las impurezas de materias primas de baja calidad. No es fácil su biodegradación en el medio ambiente.

14. Nanos. La nueva tecnología sin resultados concluyentes en los estudios pero potencialmente peligrosa. La investigación sugiere que cuando las minúsculas nano partículas penetran en la piel, pueden causar daño celular.

15. Pruebas con animales: detrás de muchos ingredientes cosméticos hay una historia triste de crueldad con los animales. Para acabar con ello, el Centro Europeo para la Validación de Métodos Alternativos (CEVMA), que forma parte del Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea, y sus homólogos en los Estados Unidos (ICCVAM), Japón (JACVAM) y Canadá (Environmental Health Science and Research Bureau) firmaron en abril de 2009 un acuerdo de cooperación para impulsar la expansión por todo el mundo de alternativas científicamente probadas a los métodos de ensayo con animales.

Fuente: www.ecogaia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s